Acordonados al menos dos templos por daños en sismos: INAH

  • Ademas de los daños, los templos carecen de señalética de protección civil

21 de Mayo 2014 / Tlaxcsla, Tlax. (A. González)

Por los sismos ocurridos las semanas pasadas, los templos de los municipios de Ixtenco y Cuapiaxtla presentan daños leves a su infraestructura, a pesar de eso ya se encuentran acordonados para su atención, sostuvo el delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) Emilio Velázquez Gallegos, quien además recomendó a las autoridades eclesiásticas de estas iglesias no realizar liturgias para evitar incidentes.

Asimismo, exhortó a las autoridades eclesiásticas realizar una supervisión en las estructuras de otros templos para conocer si no presentan algún daño e impedir problemas en estas temporadas de lluvia, evitando la acumulación de basura y residuos en sus techos para evitar humedad principalmente.

Con respecto a los templos de Cuapiaxtla e Ixtenco, aseveró:

«no son lesiones importantes las que sufrieron diversos templos ubicados en algunos municipios del estado durante los temblores registrados, pero es necesario estar monitoreando constantemente, puesto que tienen movimientos dinámicos, lo que provoca que las construcciones tengan fisuras», expuso.

Por ello, reiteró a las autoridades de la iglesia, mantener la limpieza de las azoteas y techos de los inmuebles, «para evitar cualquier daño durante la temporada de lluvias, pues debemos que haya estancamientos que pongan en riesgo a las estructuras», esto dijo porque algunas veces los residuos de los cohetes y palomas se van acumulando en las bóvedas y techos impidiendo el fluyo de la lluvia y que ocasiona daños en paredes y techos ante esta humedad.

«Es un trabajo de limpieza constante que se hace para poder evitar algún daño, por el momento estamos constantemente comunicados con los fiscales y mayordomos, quienes nos hacen varias solicitudes de apoyo», refirió. Velázquez Gallegos también aseguró que en todos los templos de los 60 municipios está trabajando personal del INAH, junto con personal de protección civil, fiscalías y mayordomías, para constatar y supervisar el estado físico de las edificaciones.

Asimismo,  sostuvo: “hay que mantenernos atentos porque los desprendimientos de aplanados pueden lastimar a las personas, afortunadamente no tenemos daños importantes por los últimos sismos, y tratamos de evitarlos”, sostuvo el delegado de la INAH, quien finalmente refirió que los sismos de las últimas semanas y la humedad por lluvias podían ocasionar problemas graves a la infraestructura de ahí la revisión y posterior mantenimiento.