Atiende CEDH caso Apizaco

  • Vídeo filtrado evidenció posible maltrato físico a un civil por parte de policías municipales
11 de Marzo 2019 / Tlaxcala, Tlax. (Sergio Espinoza) Foto (Redes)
La tarde de este lunes, el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Víctor Manuel Cid del Prado Pineda, se manifestó en relación al vídeo socializado en redes sociales que evidenció el probable maltrato físico en contra de un civil, por parte de policías de Apizaco, esto cuando fue cuestionado de sí los uniformados rieleros, estaban siendo capacitados en temas de Derechos Humanos.
“Ya ví el video…ya lo vi, la visitaduría de Apizaco ya esta actuando en consecuencia, está levantando una queja de oficio precisamente desde hace aproximadamente como 3 o 4 horas”, afirmó sin dejar al reportero concluir con su cuestionamiento.
“Estamos en ese proceso, la visitaduría ya actuó desde hace como 3 o 4 horas empezó a levantar la quema de oficio y vamos a pedir todo lo que se necesite si es el caso”, fue la respuesta reiterada del ombudsman tlaxcalteca cuando se le preguntó de si era real o no.
Quién adelantó, que de comprobarse que el archivo en vídeo es real :
“Vamos a tener que crear una recomendación muy fuerte”, atajó Cid del Prado Pineda.
Y es que este mismo día, diversos medios de comunicación principalmente digitales compartieron el video de varios minutos de duración (sin audio), que se presume corresponde al registro de la cámara de seguridad al interior de la Comisaría de Apizaco, con fecha 2019-03-06 y hora 16:14:1 visibles en la parte superior derecha y en la inferior izquierda la palabra “Separos”.
En el archivo, se aprecia a varios hombres vestidos com ropas tipp cargo de color oscuro y botas, los que atienden los comentarios de un hombre de complexión robusta que posa sus manos en una fornitura que lleva a la cintura; quién es secundado por otra persona que viste chamarra con textos contrastantes en la espalda y gorra oscura con la palabra GOES.
Mismos que en actitud imperativa trasladan desde la parte donde esta una reja con barrotes a un hombre de estatura mediana vestido de civil, a quien dan indicaciones de colocarse observando hacía el punto de donde proviene luz natural y se vé parte de una bicicleta con una caja de plástico en el portabultos.
Justo en este momento es cuando el hombre que no tiene cubierta la cabeza golpea con las palmas de ambas manos la parte superior de la espalda del hombre y después el de la chamarra le dá un golpe con el pie en las nalgas; todo ante la mirada del grupo, que hay que señalar no hacen nada por evitar el castigo al probable detenido.
Así pasaron varios segundo y el castigo se repite pero con la mano derecha de quién dá la instrucción y vuelvan las patadas al hombre que inicialmente se habría negado a colocarse como le fue ordenado; para despues ser regresado al sitio de donde fue sacado para ser posiblemente maltratado.