Confirman otra agresión de uniformados en contra de migrantes

  • El albergue “La Sagrada Familia” los recibió después de que fueron auxiliados por pobladores y policías municipales

17 de noviembre de 2015 / Apizaco, Tlax. (Texto y Foto Sergio Espinoza)

De seis a cho indocumentados fueron agredidos, atemorizados y hasta golpeados por uniformados, presumiblemente trabajadores de seguridad de la empresa FERROSUR, esto en el municipio de Muñoz de Domingo Arenas y en colindancia con Yauhquemehcan en Tlaxcala, acto violento en el que además hubo detonaciones de arma de fuego.

Así lo confirmó Elías Dávila Espinoza, el enlace de la Pastoral del Migrante y representante del albergue “Sagrada Familia” en Apizaco, quien aseveró que los viajeros indocumentados fueron depositados por policías municipales y recibidos por esa institución la noche del pasado domingo.

En este sentido el párroco detalló que dos de ellos iban sumamente golpeados principalmente de las extremidades inferiores y también reveló que varios migrantes atestiguaron, cómo los uniformados que llevaban pasamontañas negros, amedrentaron y los maltrataron a sus compañeros de viaje; los que señalaron que eran “los negros” (como ya se conoce a los custodios de FERROSUR).

Los que habrían pensado en presentar denuncia penal por la agresión registrada ese mismo domingo al rededor de las 19:00 horas, empero mejor optaron por quedarse con la afrenta sobre sus espaldas y seguir su camino hacia el norte, esto por temor a posibles represalias o también por la posibilidad de ser deportados y perder el avance que ya llevan en su intensa odisea en busca del “sueño americano”.

“Iban en el tren y los empezaron a golpear, entonces el tren se paro y luego corrieron…luego las personas que estaban vestidas de negro y con pasamontañas les tiraron de balazos, entonces la gente y al policía de Muñoz los llevo precisamente a la casa del migrante”, relató el clérigo.

Incluso Dávila Espinoza, lamentó profundamente esta nueva agresión que atenta contra la vida de los migrantes y su seguridad, que también sigan los excesos por parte de los empleados de seguridad de la empresa antes mencionada:

“los ilegales fueron objeto una vez más de otra impune agresión por parte de Ferrosur, compañía que tiene un cúmulo de denuncias por diversos abusos, se debe investigar y que se juzgue a los culpables”, señaló de manera contundente.

Referente a lo anterior, fuentes oficiales que pidieron la gracia del anonimato, revelaron a este medio que los hechos sucedieron el pasado domingo antes de las 20:00 horas, cuando los centroamericanos viajaban a bordo de “La Bestia”.

A los que en una actitud de prepotencia e impunidad, empleados de seguridad de la citada empresa provocaron temor entre los ilegales, quienes fueron bajados a golpes de los vagones del tren a pesar de que había lugareños que habitan la zona cercana a “Los Ocotes”.

Los que pidieron el apoyo del sistema de emergencia 066, por lo que llegaron policías municipales, quienes constataron el hecho y brindaron el auxilio y protección a los viajantes agredidos, los que fueron conducidos a la casa del migrante en al ciudad de Apizaco, la que dejaron en las primeras horas del pasado lunes.

Es de recordar que varias situaciones similares a la arriba señalada, se han registrado en las pasadas semanas, las que han arrojado un saldo mortal y que incluso han provocado que haya manifestaciones de repruebo por parte de algunas organizaciones civiles nacionales e internacionales.

En un asunto que aún está impune y se desconfíe el grado de avance de las investigaciones, sobretodo en el tema de los llamados “negros” que son uniformados del Estado de México, que estarían brindando “seguridad” y actuando al margen de la ley con la consigna de resguardar los intereses de FERROSUR.

Con unidades balizadas de forma oficial y que estaría reclutando a elementos que fueron dados de baja de las corporaciones municipales y estatales por no haber aprobado los exámenes y controles de confianza, lo que habría de convertirlos en verdaderos sicarios.

Tags: seguridad, policía, Elías Dávila Espinoza, migrantes, bestia, maltrato, agresión, balazos, Muñoz, Yauhquemehcan, La Sagrada Familia, indocumentados, Apizaco