Deja 9 detenidos manifestación de docentes jubilados en la JLCA

  • Exigen algidamente se revisen y resuelvan los casos pendientes, son encabezados por Inés Torrentera Blanco

28 de Mayo 2014 / Tlaxcala, Tlax. (Sergio Espinoza)
La mañana de este miércoles, un grupo de jubilados y pensionados encabezados por su líder Inés Torrentera Blanco, se apersonaron en las instalaciones de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA), ubicadas en el complejo burocrático del Gobierno del Estado de Tlaxcala, en la salida a Zacatelco, solicitando una audiencia con la Presidente del órgano.
En el lugar, los maestros jubilados ingresaron por las escaleras hasta ubicarse en la entrada principal de la oficina en busca de hablar con Karina Edith Torres Vázquez, la titular, quien les comentó que los estaría recibiendo en 15 minutos, promesa que nunca fue cumplida, lo que los alebresto, a grado tal que empezaron a golpear fuertemente los cristales y las puertas de la oficina.
Esto en medio, de múltiples gritos y consignas en contra de la autoridad laboral y de paso en contra de los representantes de los distintos medios de comunicación, a quienes amenazaron con ser desnudados, con la exigencia de que se publique la verdad.
Donde en el pasillo varias decenas de manifestantes, se concentraron con pancartas en mano, incluso evitando caminar por el corredor.
Ya para las 12:00 horas, los representantes de los inconformes, lograron ingresar con la promesa de que serían recibidos, lo que fue aprovechado por algunos otros docentes jubilados, quienes empezaron a mostrar signos agresivos obligando a Torres Vázquez a guarecerse por su propia seguridad al interior de su oficina.
Lo que acrecentó la molestia de los presentes, quienes arreciaron sus gritos y muestras de inconformidad al frente de su puerta, lo que no bajaba de intensidad, mientras que en la puerta principal el escritorio que servía de filtro fue colocado por los presente para evitar fuese abierta.

imageEn ese momento fue que arribó la fuerza pública encabezada por el Secretario de Seguridad, quien solicitó fuera abierto el acceso principal, haciendo a un lado a quienes afuera estaban obstaculizando la entrada, a la par de los docentes que en el interior se negaron colocándose frente al escritorio, para evitar la incursión de los uniformados.
Fue entonces que May Zaragoza empujó la puerta con el pie, pero al no ceder la misma fueron rociados gases pimienta por la ranura de las hojas de la puerta, acción que fue secundada por la seguridad del tribunal, generando accesos de tos y lágrimas a los maestros.
Lo que los obligó a replegarse y permitir el ingreso de varios uniformados quienes de inmediato tomaron la situación bajo su control.
A pesar de ello, algunos de los docentes, permanecieron en el lugar apoyando a sus representantes, quienes estuvieron reacios a retirarse, afirmando que sólo estaban defendiendo sus derechos.
Poco después de las 14:00 horas, fue que se hizo presente el operativo para desalojar a los maestros jubilados, que continuaban gritando consignas en contra de las autoridades y los uniformados, con frases subidas de tono y de denostación.
Así las cosas, arribó un camión vacío de granaderos al tiempo de un contingente de granaderos quienes realizaron maniobras para colocarse en las escaleras, colocando una valla que conducía al automotor, mientras que en la planta alta algunos oficiales invitaban a los manifestantes a desalojar el lugar, lo que fue desatendido por los docentes.
Acto seguido, los presentes optaron a bajar de manera pacífica permitiendo que las cosas volvieran a su cause, aprovechando para emitir comentarios llenos de tímida ira, lo que fue observado por personal de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), quienes bajaron con ellos, y les conminaron a que no rebasaran los límites de la ley para no provocar la intervención de los anti motines.image
Finalmente, fue el turno de bajar de los 9 representates de los jubilados, quienes fueron asegurados y conducidos al camión, lo que desató la molestia de los inconformes quienes reprocharon a los garantes de los derechos humanos la supuesta detención arbitraria de sus dirigentes.

Tags: JLCA, maestros, jubilados, policía, exigencia, manifestación, detenidos