En algunas regiones del país, inició periodo de canícula

28 Julio 2014/ Tlaxcala, Tlax. ( Redacción)

       Se caracteriza por el incremento en las temperaturas y la

disminución de las lluvias en julio y agosto.

       Es importante que la población atienda las indicaciones de la

Secretaría de Salud, ya que con el incremento de las temperaturas, son

más frecuentes las enfermedades gastrointestinales, la deshidratación y

los llamados golpes de calor.

Algunos estados como Tamaulipas, Veracruz, Coahuila y Guerrero han

emitido avisos a la población para seguir una serie de recomendaciones

durante la temporada de la canícula, que ha generado temperaturas por

arriba de 37 grados centígrados.

Conocida también como sequía intraestival o veranillo, la canícula es un

evento climático que año con año se presenta en diversas regiones de

México, se caracteriza por el descenso en las precipitaciones pluviales y

el incremento en las temperaturas hacia la mitad de la temporada de

lluvias, cuando transcurre el verano en el hemisferio norte.

Normalmente se observa a finales de julio, no obstante, en algunos

estados puede prolongarse hasta inicios de septiembre, periodo donde la

precipitación disminuye, incluso, en un cierto número de días el cielo

permanece más despejado y puede dejar de llover, permitiendo que los

rayos del sol lleguen en forma directa al suelo y provoquen un rápido

calentamiento del aire.

El evento canicular es parte de la variabilidad del clima de México y su

intensidad y temporalidad es diferente en cada región, ya que está

relacionada con el ciclo anual en la distribución de las lluvias en la

República Mexicana.

En nuestro país, los efectos de la canícula anualmente son más evidentes

en la vertiente del Golfo de México, que comprende los estados de Nuevo

León, Tamaulipas, Veracruz, Hidalgo, Tlaxcala, Puebla, Tabasco y una

porción de San Luis Potosí. En el Pacífico, abarca Colima, Michoacán,

Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Campeche, Quintana Roo y Yucatán.

Por el contrario, hay entidades en el noroeste de México donde no se

presenta como son Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa,

Durango, Nayarit, y zonas de Chihuahua y Jalisco.

Para este 2014, a partir de los pronósticos mensuales, se prevé que en

julio y agosto la canícula será moderada, sin embargo, en algunas

regiones podría ser intensa; en agosto es probable un déficit de lluvias,

principalmente en el oriente, occidente, sur y sureste de México; además

de temperaturas por arriba del promedio.

Una de las posibles explicaciones sobre el origen de la canícula, refiere

un enfriamiento de la superficie del continente  y de las aguas

superficiales del mar, provocando una disminución en la evaporación.

Gradualmente comienzan a aumentar las temperaturas y nuevamente comienza

a calentarse el agua superficial del océano y la superficie del

territorio nacional, lo que da como resultado que haya suficiente vapor

de agua que traerá tormentas y lluvias que dejarán mayores acumulados.

Este fenómeno climático toma importancia en algunos sectores productivos,

por ejemplo en la agricultura, ya que las zonas de siembra de temporal

dependen principalmente de las lluvias y si éstas no ocurren, incrementa

el riesgo de cultivos como el maíz y la cebada, entre otros, que de

resultar afectados impactaría directamente en los precios de los

productos del campo.

La presencia de la canícula, no indica que las precipitaciones queden

totalmente excluidas, ya que en cualquier momento pueden presentarse

algunos chubascos, por ello es recomendable seguir consultando los

boletines diarios y avisos que emite El Servicio Meteorológico Nacional,

y por supuesto, atender las indicaciones de la Secretaría de Salud, ya

que con el incremento de las temperaturas son más frecuentes las

enfermedades gastrointestinales, la deshidratación y los llamados golpes

de calor.