Pide embajador alemán en Tlaxcala analizar alcances de Reformas

Señala las ventajas de inversión que ofrece el país y la región
02 de julio 2014 / Tkaxcala, Tlax. (Sergio Espinoza) foto (Alfredo González)
De visita por Tlaxcala, el Embajador de Alemania en México, Edmund Duckwitz manifesró:
“hoy en día tenemos evidencia de cómo la Reforma Fiscal ha frenado el desempeño económico en el primer semestre del año. Si bien entendemos que se están haciendo esfuerzos para formalizar la economía y llegar por este camino a una mayor productividad laboral, nos preguntamos si el camino es el correcto”.
Lo anterior al acudir al acto inaugural de la reunión Bilateral Business Summit 2014 -cuarta edición- que concentra a 180 empresas alemanas y mexicanas en Tlaxcala, para realizar encuentros de negocios. En el evento estuvieron presentes la embajadora de México en Alemania, Patricia Espinoza Cantellano; el director general de ProMéxico, Francisco González Díaz y como anfitrión el Gobernador de Tlaxcala, Mariano González Zarur.
Donde el canciller alemán pidió a las autoridades federales preguntarse si no es cierto que medidas recientemente aprobadas como la Reforma Fiscal tienen consecuencias negativas para las empresas extranjeras en el país y para la competitividad internacional.
“Este camino que lleva por su vía la carga impositiva a los que ya están apadrinados en el régimen fiscal o el camino que pasa por prácticas del Servicio de Administración Tributaria (SAT) que son francamente presionables como las que me comentan empresarios alemanes que esperan meses, sino años, para que les devuelvan sumas cuantiosas retenidas sin mayores explicaciones, sumas que en algunos casos llegan a peligrar la existencia misma de estas empresas”.
Que es por ello, que las empresas alemanas se preguntan si las medidas no son contraproducentes y difícilmente encajan en un entorno favorable a la inversión y el desempeño de inversión extranjera en México.
Así también citó que aún queda pendiente, en materia de competitividad para el país, hacer más ágiles las prácticas administrativas, combatir la corrupción de manera decidida porque si no las empresas alemanas no pueden cumplir con sus obligaciones internas:
“es necesario mejorar la seguridad jurídica para que no se convierta un litigio legal mercantil en un viaje de destino incierto”.
Es más, Edmund Duckwitz afirmó que la encomienda más inminente en México es la necesidad de dar el paso de la decisión política a la práctica empresarial:
«me refiero a las reformas aprobadas en sus términos constitucionales, en un proceso muy dinámico y a una velocidad asombrosa en el transcurso del año pasado, como la laboral, la de telecomunicaciones, la educativa, la financiera y la energética”.
Sin embargo, “nos encontramos ante una situación en la que parece haberse estancado las discusiones en el ámbito parlamentario y esto me parece preocupante, ya que a los anuncios le deben seguir los hechos, no es suficiente demostrar la voluntad política de cambiar parámetros importantes de la economía mexicana, hay que responder de manera afirmativa a las expectativas que ya se han creado. La comunidad empresarial internacional no espera, las decisiones ejecutivas no suelen respetar los momentos políticos, la competencia está ahí, así que quisiera hacer un llamado a llevar a buen término las reformas y decidir rápidamente sobre los temas aún pendientes”.
Dijo que otro tema es que los empresarios se están dando cuenta que la mano de obra calificada se está convirtiendo en un factor de cuello de botella en unas zonas del país:
“las empresas tienen cada vez más dificultades para encontrar gente bien educada y por ello las industrias alemanas impulsan la formación dual para atender este problema”.
A pesar de esto, el embajador alemán mencionó que las empresas encuentran en México buenas condiciones para invertir y además cuentan con el apoyo de ProMéxico.
“México vive un momento de mucha dinámica, las estadísticas hablan por sí solas. Este país ocupa el décimo lugar entre los destinos que traen inversiones extranjeras en montos importantes”, refirió.
Incluso especificó, que la inversión alemana de México es de 25 mil millones de dólares y recientemente el compromiso de este país europeo se refrendó con la inversión de Audi de mil 300 millones de dólares y el anuncio de Volkswagen, durante su celebración de su 50 aniversario en tierras aztecas, de inyectar 4 mil millones de dólares entre 2014 y 2018.
Aunado a esto, el 3 de julio de este año se conocerá la decisión de BMW de donde instalará con una fábrica para completar la presencia del sector automotriz alemán en México.
Sin embrago dijo, que:
“si bien, en México existen condiciones muy favorables para la inversión extranjera, no es suficiente descansar tranquilamente y contemplar los logros, pues a nivel global la competencia por los destinos de inversión es altísima y en México todavía hay camino que recorrer para tener un destino aún más atractivo. Veo una potencia y una perspectiva importante”
Finalmente Edmund Duckwitz, anunció que al final de su encargo como embajador se quedará en México a trabajar por este país, Alemania y Tlaxcala.
“La realidad no es tan perfecta como las cifras nos hacen pensar, la globalización obliga a contrastar constantemente la realidad con las ofertas, los entornos y negocios con otras regiones pujantes del mundo y que compiten con México por inversión extranjera y ofrecen interesantes desarrollos”.

Tags: Tlaxcala, embajador alemán, reformas, inversión, empresas, concreción, logros, estadía, armadoras.