Tradición y cultura en “La Noche que Nadie Duerme”

  • En Huamantla a más de un siglo, continúa vigente el arte efímero en honor a la Virgen de la Caridad
15 de Agosto 2018 / Huamantla, Tlax. (Sergio Espinoza) Foto (informativoPC)
Como cada año la noche del 14 de Agosto, la ciudad de Huamantla en Tlaxcala se viste de luz, color, tradición y cultura; con la elaboración de tapete o alfombras a base de aserrrin, flores y otros materiales; para adornar las calles del centro de es Pueblo Mágico.
Y este 2018 no fue la excepción, ya que a pesar de la pertinaz llovizna que hizo presencia en ese municipio ubicado al oriente de la entidad, los creyentes católicos y visitantes de otros pares disfrutaron del arte efímero que desde a principios del siglo XX se realiza en honor a la patrona de Huamantla, la Virgen de la Caridad.
La expresión de los artesanos huamantlecos se manifiesta por un número considerable de calles de la cabecera municipal, donde se dan cita devotos de la Virgen, así como turistas de nacionales y extranjeros, quienes admiran el colorido de las alfombras que incluyen imagenes religiosas, flores, animales y diseños que engalanan la procesión que adoptó el nombre de la “Noche que Nadie Duerme” y que incluye quema de artifícios pirotécnicos.
Y es que la noche de este martes, después de la “Corrida de la Luces” los asistentes a la Heróica Huamantla a pesar del temporal caminaron en las calles que también lucían adornos florales que hacían juego de la oferta de alimentos de preparación de antojitos de todo tipo, como tacos, tlacoyos, garnachas, élites preparados y bebidas de todo tipo, los que ayudaron a sobrellevar el mal clima y la baja temperatura.
Según comentarios basados en el iderio de algunos lugareños, la presencia del agua de lluvia fue interpretada de diferentes formas que van desde la abundancia que se genera al labrar la tierra o hasta el que a la festejada (La Virgen de la Caridad) no le agradó el ajuar elaborado durante varios meses por las hábiles manos de mujeres voluntarias, que dedican su experiencia en el manejo de distintos materiales a elaborar el vestido y la capa a la Santa Señora.
Cierto es que en esta edición, los autores de los tapete o alfombras están recurriendo a materiales de última aparición, como son las series de luces les que además de ahorrar aportan colores brillantes que hacen más atractivo el resultado de su trabajo de varias horas, en el que intervienen familias completas que mantienen viva a pesar de la modernidad la tradición que ha trascendido fronteras.
Tags: Huamantla, cultura, tradición, color, arte, efímero, tapetes, alfombras, La Noche que Nadie Duerme, procesión