USU bajo el fantasma del embargo

  • Unidades de transporte público abandonan las rutas de manera constante ante la posibilidad de ser embargados nuevamente
 25 de Mayo 2014 / Tlaxcala, Tlax. (A. González)
Pese a que hace poco más de una semana las 127 unidades de la empresa Urbanos y Suburbanos de Tlaxcala fueron liberadas del embargo en que se encontraban por parte del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), aún pesa en su haber el adeudo de varios millones de pesos a la isntitucion pública, asimismo, la empresa que aglomera a más de 400 unidades de transporte público de la capital y sus alrededores aún debe 2.7 mdp a quince ex trabajadores por concepto de laudos, mismos que podrían detonar en un nuevo embargo contra la empresa.
Al respecto, choferes de las rutas que contempla USU, así como usuarios del transporte confirmaron que durante esta semana el servicio se ha brindado de manera irregular debido al abandono intermitente de las unidades, quienes han argumentado que en más de una ocasión se ha dado la voz de alerta de que serán embargados ante la supuesta imposibilidad por parte de los representantes de la empresa para afrontar las deudas millonaria que pesa sobre quienes se encuentran al frente del consorcio encabezado por Jose Antonio Martínez Lozano.
El viernes pasado, por citar un ejemplo, los choferes y usuarios aseguraron que desde poco antes del mediodía el servicio que prestan se vio comprometido con la desbandada de unidades que salieron de sus rutas para refugiarse de un posible embargo, toda vez que la alarma de supuestos operativos para interceptarlos comenzó a propagarse, pese a que no existían tales, causando la molestia de la ciudadanía por la ausencia de transporte.
Asimismo, abundaron las fuetes, el servicio podría seguir brindadone de manera irregular ante la zozobra de que las camionetas podrían ser incautadas, en que viajan los choferes acompañados de otras personas, esto ante los fuertes compromisos financieros que afronta USU, aunado a la poca solvencia de sus directivos para afrontar las mismas.